• Testimonios

  • "No es un adios, es un hasta pronto" me duele dejar la academia donde he empezado a bailar ¡pero estoy seguro de que volveré! Me quedo corto dando las gracias porque realmente las mujeres de NoLimits Dance Studio me habéis enseñado muchísimo y sé que os debo un baile que algún día llegará. En mi retina siempre quedará el momento de dos compañeros y la profesora ayudándome a mover las caderas, que ahora no soy Shakira pero gracias a aquel ejercicio muevo las caderas y no los hombros. ;-) Y por último resaltar la figura de Alicia Aledo, profesora, consejera y coordinadora del centro, la que me tendió la mano para empezar a bailar y dejarme entrar en su casa (NoLimits) para disfrutar de lo que mas nos gusta: ¡El Baile! Sé que me olvido de grandes personas que me habéis ayudado pero la Biblia se quedaría corta al lado de mis agracemientos, un besote enorme y abrazo de los que desprenden seguridad al recibirlos.

    Rafa LC